jueves, 30 de enero de 2014


Grupo "Mujeres que corren con lobos"

Saludos todas son bienvenidas

Hola Soy estudiante de 5º año de psicología tengo 50 años como ven grande ya estoy logrando mi sueño académico, soy una mujer que ama demasiado en recuperación, quiero ofrecerles mi apoyo voluntario para todas aquellas mujeres que necesitan apoyo en los difíciles momentos de retroceso, recaídas y abstinencia... Se lo difícil que puede llegar a ser pero se también que se puede lograr, que es un proceso que no termina si no que se transforma y con el que hay que trabajar día a día. He creado un grupo que se llama Mujeres que Corren con lobos, ojala lo puedan agregar a su sitio . Gracias

jueves, 24 de julio de 2008

Ya te lo Dijo




“Es más hermosa la verdad
que el fingimiento del amor”.
- R. W. Emerson.
Muchas veces no vemos lo más evidente. Irónico, pero así es, así lo elegimos. Y con esa optativa ceguera generamos nuestra propia frustración y por nuestro propio gusto. En miles de ocasiones he escuchado en mi consulta –y en mi vida también— frases como estas:
Es que... ¿por qué no me ha hablado?
¿Por qué yo soy quien siempre le tiene que hablar primero?
¿Por qué siempre me cancela?
¿Seré importante o no para ella (él)?
¿Por qué cambia de planes tan fácilmente?
¿Me amará como yo le amo a ella (él)?
¿Y por qué a mí no me invita?
¿Me querrá o solo me está utilizando?... etc., etc., etc.
Y por querer encontrar la respuesta a estas preguntas, decidimos lanzarnos cual clavadista en la Quebrada, hacia donde creemos que está, en lo más profundo de la emociones y sentimientos de la otra persona, para averiguar, para esclarecer, para demostrar el injusto trato que creemos se nos da en virtud de como tratamos a aquella persona y que por justicia y equidad nuestro ego nos hace reclamar en merecimiento. ¡Cuánto dolor se genera en este juego psicológico y para colmo por propia voluntad! Queremos buscar la respuesta en lo profundo de la otra persona, cuando la respuesta resplandece en lo más superficial, en sus actos, donde lo que quieres saber ya te lo dijo.
Cada vez que alguna amistad o algún paciente me pregunta qué hacer para llegar a la respuesta que buscan con sus preguntas, veo el enorme impacto que se suele manifestar en sus rostros cuando les digo: “Pero si ¡ya te lo dijo! ¿Qué más quieres saber si tus preguntas ha sido respondidas claramente desde antes de que las hubieras planteado? No hay nada oculto aquí, no mucho más que preguntar, la respuesta la tienes ante ti y de manera abrumadora. Ya te lo dijo con sus evidentes actos. Lo que pasa es que quizá no te guste esa respuesta, aunque sea la verdadera, y vas a buscar otras respuestas que se adapten a tu favor. No hay peor ciego que el que no quiere ver”. El silencio consecuente ante toda confrontación no se hace esperar. El gesto manifestando el recuerdo de los hechos con lo claro de su mensaje se empieza a hacer manifiesto. Emerson dijo alguna ocasión: “Grita tan fuerte tu actitud que no escucho lo que me dices”, a lo que yo le agregaría: “...y aún así hay gente que prefiere sufrir escuchando lo que le dicen, incluso sabiendo que no es verdad ante lo apabullante de los actos”.
Analicemos un vago y común ejemplo. Cuando queremos demasiado a alguien y se lo demostramos con hechos y con palabras, y ese alguien no nos llama ni nos procura en absoluto... ¿no está quedando claro ya el mensaje desde ahí! Por la necedad de nuestro ego en querer ver solo lo que queremos ver, de inmediato surge la necesidad de hablarle a esa persona para preguntarle si nos quiere o no, como si sólo las palabras comunicaran el mensaje. ¡Los actos comunican con más fuerza y con más veracidad! Pero no los queremos ver. Son muy dolorosos para observarlos. Rompen nuestra expectativa y en lugar de sanarnos con la verdad, elegimos seguir enfermando nuestra alma queriendo ver una ilusión de óptica fabricada por nosotros mismos. Esta es una de las razones por las cuales los terapeutas seguimos teniendo mucho trabajo. Si alguien a quien procuras con amor no te ha hablado en mucho tiempo y tu te preguntas si te quiere o no..., con sus actos ¡ya te lo dijo!, y quizá desde hace mucho tiempo. No hay mucho que investigar, pero no hay mucho que investigar tan solo si quieres vivir en la verdad. De lo contrario, habrá mucho que indagar, ya que en la mentira nunca se llega a nada que te de la sensación de haber concluido. Cuando se maneja la mentira, al final de la conversación siempre queda ese resquemor que nos hace sentir que algo falta por aclarar, y así, las conversaciones de un mismo punto pueden alargarse por años.
Uno de los más grandes errores de relación en el ser humano es enamorarse de una ilusión, a tal grado, que nunca se ve la verdad por más evidente que esta sea. Y cuando llega el momento donde se alcanza a ver la enorme distancia que existe entre la ilusión y la verdad, entre lo falso y lo real, no se puede creer. Pero lo más increíble es que esa misma distancia la haya generado ella (o él) misma(o). Así de fantasiosa es la mente humana en muchas ocasiones. Y la única solución para salir de este maléfico encanto autoprovocado es decidir enamorarse de la verdad. Cuando uno logra este mágico encuentro, todo se ve claro. Ahí no hay mucho que preguntar, ¿para qué?, si ya te lo dijo.


(del libro: Cree en ti - Alejandro Ariza)



“Si no te quieren como tú quieres que te quieran,
¿qué importa que te quieran?
- Amado Nervo.

Paso N° 2


"Haga que su recuperación sea su primera prioridad"


Qué significa

Hacer que su recuperación sea su primera prioridad significa decidir que, no importa lo que se requiera, usted está dispuesta a seguir esos pasos para ayudarse. Ahora bien, si eso le parece extremo, piense un momento hasta qué extremos estaría dispuesta a llegar para hacerlo cambiar a él, para ayudarlo a él a recuperarse. Entonces desvíe la fuerza de esa energía hacia usted misma. Aquí la fórmula mágica es que, si bien todo su trabajo y todos sus esfuerzos no pueden cambiarlo a él, usted sí puede, con el mismo gasto de energías, cambiarse a sí misma. Entonces, use su poder donde pueda surtir efecto: ¡en su propia vida!

Qué requiere hacer que su recuperación sea su primera prioridad.

Requiere un compromiso total con usted misma. Quizás ésta sea la primera vez en su vida que usted se ve como alguien realmente importante, realmente digno de su propia atención y su propio cuidado. Tal vez le resulte muy difícil hacerlo, pero si cumple con los procedimientos de asistir a las consultas, participar en un grupo de apoyo, etc., eso la ayudará a aprender a valorar y promover su propio bienestar. Entonces, por un tiempo, hágase ver, y empezará el proceso de curación. Pronto se sentirá tanto mejor que querrá continuar.

Para colaborar en el proceso, esté dispuesta a educarse sobre su problema. Si usted creció en una familia alcohólica, por ejemplo, lea libros sobre el tema. Vaya a conferencias pertinentes al tema y averigüe lo que se sabe sobre los efectos de esa experiencia en la vida posterior. Será algo incómodo y a veces hasta doloroso exponerse a esa información, pero no tan incómodo como el continuar viviendo sus patrones sin ninguna comprensión de la forma en que su pasado la controla. Con la comprensión viene la oportunidad de elegir, de modo que cuanto mayor sea la comprensión, mayor será su libertad para elegir.

Se requiere también la voluntad de continuar invirtiendo tiempo y quizá también dinero para curarse. Si usted se resiste a invertir tiempo y dinero en su recuperación, si le parece un gasto inútil, considera cuánto tiempo y dinero ha gastado tratando de evitar el dolor, ya sea por mantener su relación o por llevarla a su fin. Bebiendo, usando drogas, comiendo demasiado, haciendo viajes para huir de todo, teniendo que reponer cosas (de él o suyas) que rompió en sus ataques de furia, faltando al trabajo, haciendo costosas llamadas de larga distancia a él o alguien que usted espera que entienda, comprándole regalos a modo de compensación, comprando regalos para usted misma para ayudarse a olvidar, pasando días y noches llorando por él, descuidando su salud hasta el punto de enfermar de gravedad... la lista de formas en las que usted ha invertido tiempo y dinero para mantenerse enferma quizá sea lo suficientemente larga como para hacerla sentir muy incómoda si la mira con honestidad. La recuperación requiere que usted esté dispuesta a invertir, por lo menos, eso mismo para curarse. Y como inversión, tiene la garantía de que le dará ganancias considerables.

El compromiso total con su recuperación también requiere que usted reduzca severamente o suspenda del todo el consumo del alcohol o de otras drogas durante el proceso terapéutico. El uso de sustancias que alteran la mente durante dicho proceso le impedirá experimentar totalmente las emociones que aflorarán en usted, y solamente experimentándolas en profundidad podrá obtener la curación que proviene de la liberación de esas emociones. El malestar y el miedo que le produzcan esos sentimientos pueden llevarla a intentar apagarlos de una manera u otra (incluso utilizando la comida como droga), pero es importante que no lo haga. La mayor parte del "trabajo" de terapia ocurre durante las horas en que usted no está en el grupo ni en sesión. Mi experiencia con las pacientes es que cualquier conexión que se haga durante las sesiones de terapia o entre ellas tiene valor duradero sólo si la mente se halla inalterada al procesar ese material.

Por qué es necesario hacer que su recuperación sea su primera prioridad

Es necesario porque, si no lo hace, usted nunca tendrá tiempo de curarse. Estará demasiado ocupada haciendo todas las cosas que la mantienen enferma. De la misma manera en que el aprendizaje de un nuevo idioma a menudo requiere una exposición repetida a nuevos sonidos y estructuras que se contradicen con las formas ya conocidas de hablar y de pensar, y no puede ser entendido en absoluto si esa exposición es infrecuente o esporádica, lo mismo sucede con la recuperación. Un gesto ocasional y no muy decidido de hacer algo por usted misma no bastará para afectar sus formas arraigadas de pensar, sentir y relacionarse. A través del hábito exclusivamente, se reafirmarían sin un trabajo correctivo.

Para contribuir a ponerlo en perspectiva, considere los extremos a los que llegaría usted si tuviera cáncer y alguien le ofreciera una esperanza de recuperación. Esté dispuesta a llegar a esos extremos para recuperarse de esta enfermedad, que destruye la calidad de la vida y, posiblemente, la vida misma.


Qué implica hacer que su recuperación sea su primera prioridad

Sus citas con el terapeuta o su tiempo con el grupo están en primer lugar. Son más importantes que:

· una invitación a almorzar o cenar con el hombre de su vida.
· encontrarse con su hombre para hablar de la situación.
· evitar sus críticas o su ira.
· hacerlo (a él o a cualquier otro) feliz; obtener su aprobación (de él o de cualquier otro).
· hacer un viaje para huir de todo por un tiempo (para poder volver y seguir soportando lo mismo).

Técnicas Manipulatorias


¿Por qué las mujeres que aman demasiado ,les cuesta dejar a ese hombre, que las lastima y las hace sufrir?
¿Por qué cuesta tanto olvidarle ...a pesar de tanto dolor?
¿Por qué después de esa relación, si se esta con otro hombre nos parece aburrido?
Para explicar estas preguntas haré un breve introducción sobre lo que es la manipulación... basándome en el concepto de la D.A o desprogramación de adicciones emocionales ....Cuando sentimos que no controlamos la situación , que sufrimos y que hacemos cosas que realmente no quisiéramos hacer...es cuando estamos siendo manipulados por una persona o situación.
¿En alguna relación no hemos tenido la sensación de que nosotros dábamos mucho y el otro poco pero que a pesar de ser consciente de esto , no podíamos hacer nada para evitarlo?.....(estamos dejándonos manipular....cediendo el poder de decidir sobre nosotras)
¿Que diferencia a una pareja "sana" de otra disfuncional?., entre otras cosas que en una pareja "sana" no se establecen continuamente juegos de poder y en la disfuncinal si.
¿Juegos de poder?, son técnicas manipulatorias que todos alguna vez hemos practicado sea en el trabajo, con la familia, pareja etc. Estos juegos son conductas que mantenidas llevan a que una persona influya sobre la otra, la manipule, la maneje y consiga hacerla sentir mal.....
Cuando se usan los juegos de poder ....las relaciones se tornan en destructivas precisamente por lo manipulativo de estos juegos, que provoca que el otro/a, se empiece a dar cuenta de éstos y empiece a no hacerles caso. Como la persona que ejecuta el rol manipulativo , ve que no se le hace caso, entonces aumenta la intensidad de sus mecanismos de manipulación consiguiendo por fin manipular al otro, pero este a su vez hará algo por defenderse de la necesidades psicológicas del otro, por lo a su vez intentara defenderse , estableciéndose una gran lucha de poder, que acaba destruyendo directamente a uno y al otro termina haciéndole daño de manera indirecta. El daño se produce a la persona que aparentemente tiene el poder en la relación surge porque se habrá acostumbrado a un nivel emocional muy alto de tal forma que para sentir de nuevo pasión o intensidad deberá utilizar esos mecanismos de manipulación y a su vez ser tratado de manera manipulativa ( y no es fácil conseguir gente dispuesta a ser manipulada siempre).
Para estas personas las relaciones sanas o de igual a igual son aburridas, descafeinadas. De ahí que se añore a esa persona que aunque nos hizo sufrir también nos proporcionó mucha intensidad y pasión ...que confundimos con un AMOR MUY GRANDE
Entre las diversas técnicas manipulativas que se emplean están:
Técnicas de control social: Es una de las más conocidas y persigue anular la red social del otro de tal forma que la única fuente de esfuerzo social sea la pareja,. Esto se manifiesta a través de celos, de palabras tipo si me quieres de verdad me preferirás a mi antes que a tus amigos etc. Este mecanismo consigue que la persona que sufre la manipulación si corta esa relación se vea sola y sin nadie a quien recurrir, con lo que es fácil vuelva a caer en retomar esa relación
Técnicas de control mental: Estas técnicas consisten en hacer cosas que tengan mucha intensidad para el otro como ayudarle en los momentos difíciles y pronunciar frases para que siempre se recuerde esa acción como solo alguien que te quiera mucho haría esto por ti, nadie te va a querer como yo. También vacunar a la otra persona diciendo, te hablaran mal de mi, te dirán que esta relación no te conviene, pero yo te quiero como nadie etc. Estas frases retumban en la cabeza de la persona manipulada y la van confundiendo e influyendo en su conducta
Chantaje emocional: Mecanismo destinado a manejar la culpa y el arrepentimiento como mecanismo de atracción e impedimento para que el otro no lo abandone, palabras como Si haces eso la verdad es que no me quieres, Yo no quiero que sufras , me has destrozado la vida pero lo que me importas eres tú. Si me dejas me muero, He arruinado mi vida por ti .
Técnicas destinadas a disminuir la autoestima: O se utilizan castigos o bien no se dan recompensas a las cosas e iniciativas que el otro tiene restándoles importancia con frases como Pobre tontita, que seria de mi sin ti, sin mi no eres nadie. También se puede ocurrir que el otro adopte un papel activo en nuestra vida tomando decisiones por nosotras o encargándose de muchas actividades que requieren esfuerzo, esto ocasiona que nuestros mecanismos de afrontamiento ante la vida sean cada vez menores, pues nos acostumbramos a la comodidad de que sea el otro quien nos haga las cosas y nos solucione los problemas. ¿Pero que ocurrirá cuando esa relación se rompe?, la respuesta es trágica; de la noche a la mañana nos veremos con un cúmulo de actividades que asumir a las que no estamos acostumbradas(cito ejemplos ), sea conseguir trabajo, sea hacer las reparaciones, sea pagar los impuestos, ocuparse de las cuentas del banco etc.
Pautas de refuerzo intermitentes : Este mecanismo es muy importante para comprender las preguntas sobre ¿ Por que esos hombres o mujeres que nos humillan , tratan mal, están siempre en nuestra mente?, y que en cambio los hombres buenos , sanos nos parecen aburridos y poco interesantes. Esta técnica de manipulación esta destinada a conseguir de la pareja que sobrevolaré los momentos agradables que el otro (el que manipula) le ofrece. Para ello lo que hace (sea consciente o inconscientemente) es tener discusiones y peleas, para después haya reconciliación y se cree mas intensidad en esos momentos. Esta técnica es muy adictogena , porque produce que cualquier persona que establezca una relación normal con ella/el (la persona que ha vivido una relación con estas pautas intermitentes), después de haber vivido tanta intensidad cualquier otra pareja les parecerá aburrida y sosa. Debido a que los estímulos agradables (la reconciliación) , aparecía después de los estímulos desagradables (peleas) esto crea adicción..... pensando ...sufro, pero se que todo se va a arreglar....metiéndose en una espiral de manipulación. El tipo de mecanismo de manipulación que mas adicciona es este... , ya que son pautas intermitentes....Pelea-sufrimiento-desgarro/ reconciliación-amor-sexo maravilloso. Este mecanismo es tan potente que si la persona deja la relación lo añorará y le creará problemas de autoestima y es difícil que la persona abandonada olvide al otro. El proceso de adicción es similar a la adicción a las maquinas tragaperras, tragamonedas o ruleta etc., el sujeto que juega si obtiene el premio la primera vez y eso le alienta a seguir jugando....aunque este perdiendo (o aunque se esté sufriendo) , con la esperanza de volver a obtener otro premio ( u otra reconciliación). La adicción queda instaurada cuando el sujeto sigue jugando a pesar de perder.. porque tiene el recuerdo en su cabeza de que una vez ganó , así que seguirá insistiendo aunque los premios sean mínimos comparados con el esfuerzo de jugar ,el tiempo perdido etc. Imaginaros entonces que pasaría si una persona es siempre dulce y amable con nosotras, acostumbradas a niveles de intensidad altos producidos por peleas, reconciliaciones etc. Obviamente sentiremos un vacío emocional muy fuerte como si esta nueva persona no nos llenase por que no da la talla (aunque eso no sea mas que un reflejo por haberse acostumbrado a tanta intensidad).
Roles estereotipados: ¿Cuántas personas se ven en la obligación de rescatar a los demás de sus problemas o dificultades sin que nos lo hayan pedido? Eso es ir de rescatador de....para que el otro nos vea imprescindible. No es raro que la gente obtenga cosas de nosotros ....o nosotros mismos lloremos o amenacemos para conseguir cosas...el ir de víctima...con la esperanza que alguien nos rescate.....dar pena....para conseguir la atención
Actos autodestructivos: ¿Conocéis a alguien que después de haber roto con su pareja se ha entregado a la bebida o intentado suicidar, tomando pastillas etc.? . Si esta persona de manera consciente o inconsciente utiliza este mecanismo de manipulación que consiste en todos aquellos actos que hace un sujeto y que le causan daño físico o psicológico y que en alguna ocasión llevan al chantaje emocional; sin embargo crean también fuertes sentimientos de culpabilidad y dificulta que una o uno pueda desvincularse de la persona manipuladora ( si me dejas me mato.....y esa persona se intenta suicidar pensaremos que es por nuestra culpa)...cuando esto no es así.
Actos compulsivos destinados a la venganza: ¿Alguna vez hemos llamado a nuestro ex a las cuatro de la mañana para molestarle? , ¿ o que nuestro ex empieza a encontrar atractiva a alguien que el sabia nos cae mal, no nos gusta? ....es decir hacer cosas que sabemos hacen daño al otro, solo por molestarle. Este mecanismo mantiene unida la relación por que genera fuertes sentimientos de temor hacia posibles represalias que pueda hacernos la pareja si esta es la abandonada. Estos actos están destinados a reducir el malestar producido por la ruptura. Y van desde actos impulsivos, como romperles los cristales de su coche, o hablar mal de el o ella en público etc.

Tenemos ahora un perfil de las técnicas manipulatorias que todos conocemos , y hemos vivido alguna vez. Ayudar a conocerlas y saber si las practicamos....nos da la respuesta a por qué amar demasiado....y no de forma sana , de igual a igual, es por ello una adicción emocional y tenemos que tratarla....para aprender a tener relaciones de pareja sanas y que psicológicamente nos hagan felices

jueves, 10 de julio de 2008

Paso N° 1 Busque Ayuda


1. BUSQUE AYUDA.

Qué significa

El primer paso en la búsqueda de ayuda puede implicar desde la consulta de un libro pertinente en la biblioteca (lo cual puede requerir una enorme cantidad de coraje; ¡una se siente como si todo el mundo estuviera mirando!) hasta concertar una cita con un terapeuta. Puede significar una llamada anónima a una línea de emergencia para hablar de lo que usted siempre se esforzó tanto por mantener en secreto, o ponerse en contacto con una agencia de su comunidad que se especialice en la clase de problemas que usted enfrenta, ya sea co-alcoholismo, una historia de incesto, una pareja que la golpea, o lo que sea. Puede significar averiguar dónde se reúne un grupo de autoayuda y reunir el coraje para asistir, o tomar una clase a través de la educación para adultos, o ir a un centro de asesoramiento que se ocupe de su tipo de problemas. Incluso puede significar llamar a la policía. Básicamente, buscar ayuda significa hacer algo, dar el primer paso, extender la mano. Es muy importante entender que buscar ayuda no significa amenazar a su pareja con el hecho de que usted está pensando en hacerlo. Un movimiento así, por lo general, es un intento de chantajearlo para que se corrija de modo que usted no tenga que exponerlo públicamente como la pésima persona que es. Déjelo fuera del asunto. De otro modo, buscar ayuda (o amenazar con hacerlo) será apenas un intento más de manejarlo y controlarlo. Trate de recordar que está haciendo esto por usted.


Qué requiere el hecho de buscar ayuda

Para buscar ayuda usted debe abandonar, al menos en forma temporaria, la idea de que puede arreglárselas sola. Debe enfrentar la realidad de que, con el tiempo, las cosas empeoraron en su vida en lugar de mejorar y comprender que, a pesar de sus mejores esfuerzos, usted no es capaz de resolver el problema. Eso significa que debe sincerarse consigo misma sobre su verdadera situación. Lamentablemente, esta sinceridad sólo nos llega cuando la vida nos ha dado un golpe o una serie de golpes tan grandes que hemos caído de rodillas y jadeando. Como en general ésa es una situación temporaria, en cuanto podemos volver a funcionar tratamos de reanudar donde habíamos interrumpido: siendo fuertes, manejando, controlando y haciéndolo todo solas. No se conforme con el alivio temporario. Si empieza leyendo un libro, entonces necesita dar el paso siguiente, que tal vez sea ponerse en contacto con algunas de las fuentes de ayuda que ese libro recomienda.
Si concerta una cita con un profesional, averigüe si esa persona entiende la dinámica de su problema en particular. Si, por ejemplo, usted ha sido víctima de un incesto, alguien que no tenga entrenamiento especial ni sea experto en esa área no le será tan útil como alguien que conozca aquello por lo que usted ha pasado y cómo puede haberla afectado.
Vea a alguien que sea capaz de formular preguntas sobre la historia de su familia, similares a las planteadas en este libro. Es probable que usted desee saber si su potencial terapeuta está de acuerdo con la premisa de que amar demasiado es una enfermedad progresiva y acepta el tratamiento esbozado aquí.
Mi fuerte inclinación personal es que las mujeres deben tener consejeras mujeres. Nosotras compartimos la experiencia básica de lo que es ser mujer en esta sociedad, y eso crea una profundidad especial de comprensión. Además, podemos evitar los juegos de hombre-mujer casi inevitables que podríamos vernos tentadas a jugar con un terapeuta hombre o que, lamentablemente, él podría verse tentado a jugar con nosotras.
Pero el hecho de consultar a una mujer no basta. Esa mujer también debe tener conciencia de los métodos más efectivos de tratamiento, según los factores que estén presentes en su historia, y estar dispuesta a derivarla a un grupo de apoyo apropiado, o más aun, a hacer que la participación en tal grupo sea un elemento obligatorio del tratamiento.
Por ejemplo, yo no asesoro a alguien que es co-alcohólica a menos que ingrese a los grupos de familiares de alcohólicos. Si después de varias visitas se muestra renuente a hacerlo, llego a un acuerdo con ella de que sólo volveré a atenderla si decide hacerlo, pero no de otro modo. Mi experiencia me ha enseñado que sin participar en esos grupos, los co-alcohólicos no se recuperan. En cambio, repiten sus patrones de conducta y continúan con sus formas alteradas de pensar, y la terapia sola no basta para cambiar eso. Sin embargo, con la terapia y dichos grupos de apoyo, la recuperación se produce con mayor rapidez; estos dos aspectos del tratamiento se complementan muy bien.
Su terapeuta también debe requerirle que usted ingrese a un grupo de autoayuda que sea apropiado para usted. De otro modo, es posible que ella le permita quejarse de su situación sin requerir que usted haga todo lo que pueda para ayudarse.
Una vez que encuentre una buena terapeuta, debe permanecer con ella y seguir sus recomendaciones. Nadie cambió nunca un patrón de toda la vida solamente con una o dos visitas a un profesional.

Buscar ayuda puede requerir gastar dinero, o no. No hay correlación entre el terapeuta más caro y el tratamiento más eficaz. Lo que usted busca es alguien que tenga experiencia y pericia, y que sea una persona con la que usted se sienta cómoda. Confíe en sus propios sentimientos y esté dispuesta a ver a varios terapeutas, si es necesario, hasta poder encontrar al más adecuado para usted.
No es imprescindible que usted inicie específicamente la terapia para recuperarse. De hecho, ver a un terapeuta que no es el apropiado puede hacer más daño que bien. Pero alguien que entienda el proceso de enfermedad que implica el amar demasiado puede ser una ayuda inapreciable para usted.

Buscar ayuda no requiere que usted esté dispuesta a poner fin a su relación actual, si la tiene. Tampoco es necesario que lo haga en ningún punto del proceso de recuperación. A medida que siga estos pasos, del uno al diez, la relación se encargará de sí misma. Cuando las mujeres vienen a verme, a menudo quieren dejar su relación antes de estar listas, lo cual significa que volverán o bien empezarán una nueva e igualmente infeliz. Si siguen estos diez pasos, cambia su perspectiva de quedarse o marcharse. Estar con él deja de ser El Problema, y abandonarlo deja de ser La Solución. En cambio, la relación se convierte en una de las muchas cosas a tener en cuenta en el cuadro general de su manera de vivir.


Por qué es necesario buscar ayuda

Es necesario porque usted ya se ha esforzado mucho y, a la larga, ninguno de sus mejores esfuerzos ha dado resultado. Si bien pueden haberle dado ocasionalmente alivio temporario, el cuadro general muestra un deterioro progresivo. Aquí la parte engañosa es que usted tal vez no se dé cuenta todo lo mal que se ha puesto la situación porque, sin duda, tiene un alto grado de negación funcionando en su vida. Esa es la naturaleza de la enfermedad. Por ejemplo, mis pacientes me han dicho incontables veces que sus hijos no saben que algo anda mal en casa, o que sus hijos no se despiertan con las peleas nocturnas. Este es un ejemplo muy común de la negación autoprotectora. Si estas mujeres enfrentaran el hecho de que sus hijos están sufriendo de verdad, se verían abrumadas por la culpa y los remordimientos. Por otro lado, su negación les hace muy difícil ver la gravedad del problema y buscar la ayuda necesaria.
Dé por sentado que su situación es peor de lo que usted se permite admitir actualmente, y que su enfermedad está avanzando. Comprenda que necesita tratamiento adecuado, que no puede hacerlo sola.

Qué implica buscar ayuda

Una de las implicaciones más temidas es que la relación, si la hay, pueda terminar. De ninguna manera es necesariamente verdad, aunque, si usted siguiera estos pasos, le garantizo que la relación mejorará o terminará. Ni la relación ni usted serán las mismas.

Otra implicación temida es develar el secreto. Una vez que una mujer ha buscado ayuda con sinceridad, rara vez se arrepiente de haberlo hecho, pero el miedo previo puede ser monumental. Ya sea que los problemas que vive una mujer dada sean desagradables e inconvenientes o gravemente dañinos o incluso constituyan una amenaza para su vida, ella puede decidir buscar ayuda o no. Es la magnitud de su miedo, y a veces también de su orgullo, lo que determina si buscará ayuda, y no la gravedad de sus problemas.
Para muchas mujeres, buscar ayuda ni siquiera parece una alternativa; hacerlo les parece correr un riesgo innecesario en una situación ya precaria. "No quería que él se enfadara" es la respuesta clásica de la mujer golpeada cuando se le pregunta por qué no llamó a la policía. Un profundo miedo de empeorar las cosas, irónicamente, la convicción de que aún puede controlar la situación de alguna manera evitan que recurra a las autoridades, o a otros que podrían ayudarla. Esto también se da en una escala menos dramática. Es posible que una esposa frustrada no quiera agitar cosas porque la fría indiferencia de su esposo "no es tan mala". Se dice a sí misma que básicamente es un buen hombre, que no tiene muchas de las características indeseables que ella ve en los maridos de sus amigas, y por eso tolera una vida sexual inexistente, la actitud desalentadora de su esposo hacia cada entusiasmo suyo, o su concentración en los deportes durante todo el tiempo que están juntos. Eso no es tolerancia por parte de ella. Es falta de confianza en el hecho de que la relación pueda sobrevivir Á su renuencia a seguir esperando pacientemente la atención de él, que nunca llega y es, más precisamente aun, una falta de convicción de que ella merezca más felicidad de la que tiene. Este es un concepto clave en la recuperación. ¿Usted merece algo mejor que sus circunstancias actuales? ¿Qué está dispuesta a hacer para mejorar su propia situación? Comience por el principio, y busque ayuda.